Leyendas de Badajoz y Extremadura.

||||| 0 Me gusta! |||||

 

El pasado viernes 23 de febrero asistimos a la conferencia de D. Tomás Martín Tamayo en la sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés. La charla nos pareció muy interesante ya que trató acerca de las leyendas que esconden Extremadura y Badajoz.

Según afirma el escrito, al principio las leyendas le parecían un cuento de niños, pero que después de indagar mucho descubrió todo un mundo.
Es un trabajo de gran admiración ya que tiene 104 leyendas, todas ellas con un toque realista.

Nos sorprendieron bastante todos los relatos que contó, ya que han sucedido en sitios muy próximos a nosotras y son realmente misteriosos. Como por ejemplo El Fantasma de la Agonía en Plasencia o la leyenda de La Dama Blanca del Guadiana en nuestra propia ciudad. Nos llamó bastante la atención debido a que ocurrió a pocos kilómetros de nosotras.
Cuenta que una chica quedó huérfana tras el terrible accidente que sufrieron ella y sus padres cuando su carruaje volcó en el río Guadiana.
Ella se salvó gracias a que el vuelo de su falda quedó extendido y esta pudo quedar flotando y fue a vivir con su tía, pero después del terrible accidente no volvió a ser nunca la misma; solamente sabía decir que sus padres la estaban esperando en el río. Un día, como otro cualquiera, salió de noche vestida toda de blanco y decidió lanzarse al río en busca de sus padres. No se supo más de ella. Ni siquiera se encontró su cuerpo.
Desde entonces los que han intentado verla han muerto exceptuando un hombre, quién pudo contar todo lo que sufrió aquella niña.
Otro relato es El Fantasma de la Carretera, cerca de Zafra. Todo comenzó cuando varias personas que viajaban de camino a Zafra vieron una figura delgada y de más de tres metros de altura, de ojos brillantes y con la mandíbula desencajada, además de ser transparente.

Un dato que también nos sorprendió fue que las leyendas se pueden en encontrar en cualquier lugar; según él, cada pueblo de Extremadura esconde una. Y solamente hace falta descubrirlas.

La conferencia estaba llenísima y todos los oyentes ansiaban poder oír más. Martín Tamayo fue como uno más e hizo todo lo posible para que nos sintiéramos cómodos; además hemos de añadir que al terminar la conferencia Tamayo contestó a una serie de preguntas acerca de sus leyendas. Asistir a este evento no solo nos ha gustado y nos ha parecido muy interesante, sino que hemos aprendido cosas, que incluso han sucedido en nuestra ciudad y no sabíamos acerca de ello.

Celia Díaz, Julia García y Elena Senovilla.

Comparte esto:
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons
A %d blogueros les gusta esto: